¡Apunta a la diana del éxito!

 

 

7 requisitos para establecer y alcanzar objetivos

 

Ningún viento es propicio para un navío que no sabe adónde va.”

       Séneca

 

En Coaching trabajamos siempre con objetivos claros y específicos, o dicho en otra palabra, con objetivos S.M.A.R.T.E.R. “Smarter” es una palabra que en inglés significa “más listo o más inteligente”, tal y como te enseñe en el artículo anterior, que puedes leer aquí:

http://superatusdesafios.com/quieres-crecer-como-profesional-sigue-estos-4-pasos/

SMARTER es también el acrónimo de:

 

  1. S: “Specific”, o sea, “Específico”; una meta clara y bien definida.

  2. M: “Measurable”, significa “Medible”; sabes con certeza si lo has conseguido o no.

  3. A: “Attainable”, es decir, “Alcanzable”; es algo que realmente puedes lograr.

  4. R: “Realistic”, está claro, “Realista”; un objetivo ídem, no una quimera…

  5. T: “Timetable”, vendría a decir algo así como “Definido en el tiempo”; o sea, que dispones de un tiempo específico y medible para conseguirlo.

  6. E: “Ecologic”, en este contexto significa que al conseguirlo no perjudicas a otras personas.

  7. R: “Recompense”, es decir, “Recompensa”; tienes claro que tu objetivo se merece el esfuerzo que vas a hacer para alcanzarlo.

     

Habitualmente el objetivo se define como SMART; sin embargo algunos Coaches, entre ellos tu servidor, añadimos la E de “Ecológico,” y la R de “Recompensa,” porque de este modo el objetivo es más completo, y también más amigable y considerado respecto a terceras personas.

 

objetivo-smart

 

La A también significa que estamos de acuerdo con nosotros mismos y comprometidos -como mínimo en un nivel de 9 sobre 10- a alcanzar el objetivo; y la R equivale también a “Retador,” o sea, que exige de nosotros que salgamos de nuestra Zona de Confort.

A continuación puedes definir tu propio Objetivo SMARTER utilizando la siguiente plantilla, la misma que yo empleo con mis clientes de pago, tanto en los cursos como en los procesos:

 
 

MI OBJETIVO SMARTER

 

  • ESPECÍFICO: ¿Cuál es mi Objetivo? ¡Sé muy específico!

  • MEDIBLE: ¿Cómo sabré -sin ninguna duda- que lo he alcanzado?

  • ALCANZABLE/DE ACUERDO: ¿Está realmente a mi alcance?/¿Estoy comprometido conmigo mismo, en un nivel de al menos 9 sobre 10?

    Si__ No__

    ¿Qué hace falta para que mi compromiso sea de 10 sobre 10?

  • REALISTA/RETADOR: Reflexionando sobre él, con los pies en la tierra y la mirada en el cielo, ¿Es realista?/¿Representa un verdadero reto para mi?

    Si__ No__

  • SITUADO EN EL TIEMPO: ¿Cuándo sabré -día, mes y año- que lo he alcanzado?

  • ECOLÓGICO: ¿Perjudicaré a alguna persona al lograr mi objetivo?

    Si__ No__

  • RECOMPENSANTE: ¿Merece mi Objetivo el esfuerzo que voy a realizar para alcanzarlo?

    Si__ No__

 

Por último, recuerda que es fundamental escuchar no solamente a tu parte más racional -la masculina- sino también a la femenina, representante de tu intuición -y esto es independiente de que seas hombre o mujer- tal y como recomienda un emprendedor de éxito de la categoría de Steve Jobs:

 

 

 

Manuel Marques Robles

Coach y Formador en el Camino del Héroe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *